¿Qué hacer en Oaxaca, México?

Oaxaca, México - Vane La Alpaca

El equipo de Vane La Alpaca ha realiza una recopilación de Qué hacer en Oaxaca, México, pero antes, vamos a hablar un poco de este popular destino turístico.

Oaxaca de Juárez es una ciudad del estado mexicano de Oaxaca, situada a unos 150 km (93 mi) al noroeste de la capital del estado, la ciudad de Oaxaca. Forma parte del Distrito de Tehuantepec, al oeste de la Región del Istmo.

Oaxaca de Juárez es la capital y mayor ciudad del estado de Oaxaca, México. Está situada a 525 km al sur de Ciudad de México, en un valle al pie de Monte Albán, en la Sierra Madre del Sur (o «Montañas del Sur»). El nombre de la ciudad procede de dos lenguas zapotecas: Waakaa (Lugar) y Xaaqa (Maíz Verde); por lo que significa literalmente «Lugar del Maíz Verde».

A continuación mira las mejores cosas para hacer y ver en Oaxaca.

1. El centro de la ciudad de Oaxaca

En el centro de Oaxaca, encontrará muchos museos que visitar. El Museo de Arte Contemporáneo ofrece exposiciones de arte contemporáneo, mientras que el Museo del Vidrio muestra la artesanía del vidrio, tanto tradicional como moderna. En total, hay seis museos diferentes situados en esta zona:

  • Plaza de la Constitución (la plaza principal).
  • El Museo de Arte Contemporáneo.
  • Museo de la Ciudad (La Casa de Los Once Patios).
  • El Museo de Arte Popular (Museo del Barrio).
  • Museo de la Cultura Popular (El Museo del Estanquillo).

2. Monte Albán

Monte Alban en Oaxaca
Monte Alban, Oaxaca

El Monte Albán es una antigua ciudad zapoteca, situada en el Valle de Oaxaca. Es el segundo yacimiento arqueológico más importante de México y está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este importante sitio arqueológico, Monte Albán fue fundada alrededor del 500 a.C. y alcanzó su máximo esplendor entre el 100 a.C. y el 700 d.C., cuando era una de las principales ciudades de Mesoamérica con más de 20.000 habitantes.

Monte Albán, Oaxaca, Mexico
Monte Alban, Oaxaca

También es importante saber que esta ciudad se construyó a una gran altitud: ¡más de 1000 metros sobre el nivel del mar! Así que si decides visitar Monte Albán, asegúrate de estar bien preparado con ropa de abrigo y agua antes de comenzar la caminata hacia la montaña.

3. Parque Benito Juárez

El Parque Benito Juárez, también conocido como Parque Benito Juárez, es el principal parque de Oaxaca. Es un lugar popular para que los lugareños pasen el rato y cuenta con varios cafés al aire libre que tienen buena comida. El parque también alberga una de las atracciones más famosas de la ciudad: La Tlacuachero. Esta zona del parque tiene árboles con columpios que cuelgan de ellos y a los que los niños pueden subirse o deslizarse hacia una red que hay debajo. Esta atracción fue diseñada por el artista holandés Jan Wolkers y donada a Oaxaca por su esposa en 2005; desde entonces es un lugar muy popular.

El parque en sí tiene una extensión de 1 km2 e incluye varias zonas amplias de hierba, perfectas para hacer un picnic o descansar leyendo un libro. También hay muchos árboles a lo largo de los senderos que dan sombra para protegerse del sol (aquí hace bastante calor, así que trae protector solar).

4. Planetario de Nundehui

El Planetario de Oaxaca se encuentra en la calle Tres Cruces #8 del Centro Cultural de Santo Domingo. Está abierto de martes a domingo, de 10 a 17 horas. El precio de la entrada al planetario es de sólo 10 pesos (0,50 dólares), y merece la pena si se visita con niños o se quiere aprender más sobre astronomía en general. Hay varios espectáculos que duran aproximadamente 45 minutos cada día; consulta su página web para ver el horario completo de los espectáculos y eventos antes de tu visita.

5. Hierve el Agua de Oaxaca

Hierve el Agua, Oaxaca, México
Hierve el Agua, Oaxaca

Si buscas algo de aventura, prueba Hierba el Agua. Un manantial natural en las montañas de Oaxaca, el Agua Hervida es una popular atracción turística donde los visitantes pueden hervir el agua y beberla de la fuente. El agua está tan caliente que es seguro enjuagarse la boca con ella mientras mantiene su temperatura.

Para llegar, hay que tomar uno de los muchos autobuses que salen a diario de la ciudad de Oaxaca y dirigirse al norte por la carretera 190 hacia San Juan Bautista Tuxtepec (aproximadamente 1 hora). Desde aquí tendrás que encontrar un taxista privado dispuesto a llevarte a las montañas (aproximadamente 60 $USD en total).

Hierve el Agua - caida, Oaxaca, México
Hierve el Agua, Oaxaca

Una vez en Hierve el Agua, disfruta de una caminata por los alrededores o simplemente relájate junto al arroyo hasta que llegue tu guía con las provisiones para el almuerzo (trae bocadillos). Después de almorzar, acompáñelos a explorar más senderos en los alrededores de Hierve el Agua y aprenda sobre las plantas y los animales locales nativos de esta zona, incluso por qué algunas personas creen que cocinar los alimentos sobre las brasas causa mala energía.

6. Plaza del Zócalo en Oaxaca

En Oaxaca, la plaza del Zócalo es uno de los lugares más importantes de la ciudad. Está considerada como el corazón de la ciudad de Oaxaca, y en ella se celebran muchas fiestas y celebraciones. El Zócalo pertenece a todas las personas que viven en Oaxaca o la visitan, por lo que todos pueden participar en estos eventos y disfrutarlos.

En esta plaza se encuentran algunos edificios importantes como:

La Catedral: Fue construida entre 1617 y 1734. En el interior de esta iglesia encontrarás pinturas de Miguel Cabrera (1579-1648), Juan Correa (1578-1650) y Cristóbal de Villalpando (1600-1670).

El Palacio de Gobierno del Estado: Fue construido entre 1555 y 1598 bajo el dominio español; pero después tuvo varios cambios hasta su aspecto actual que data de 1939. Frente a este edificio hay una estatua llamada «La Rana de Cajonos». Esta estatua representa la forma en que la gente solía vivir en esa zona antes de que fueran desalojados por las autoridades durante la época colonial debido a la preocupación por la higiene relacionada con las condiciones de vida que eran insalubres en el mejor de los casos durante la época colonial cuando no tenían ningún sistema de alcantarillado, por lo que todo iba directamente a las alcantarillas abiertas que desembocaban en los ríos donde la gente se bañaba junto con su ganado, ¡incluso los perros!

7. Jardín Etnobotánico en Oaxaca

Situado en el centro de la ciudad, este jardín botánico es un lugar estupendo para conocer las plantas utilizadas en la medicina tradicional y relajarse entre un bello entorno. También es muy popular entre los fotógrafos, que vienen a tomar fotos de sus fuentes, flores y árboles.

8. Playa Zipolite

Playa Zipolite, Oaxaca, México
Playa Zipolite

Playa Zipolite es un lugar turístico en el municipio de San Pedro Mixtepec, Oaxaca. Se encuentra en la costa del Pacífico de México, a sólo 26 millas (42 km) de Puerto Escondido, la ciudad más cercana.

Zipolite es una de las playas más famosas de México y ha sido llamada «la capital hippie» porque fue el hogar de muchos jóvenes que buscaban un estilo de vida alternativo en los años 70 y 80. Hoy en día, este lugar sigue atrayendo a jóvenes viajeros que buscan unas vacaciones asequibles con todo incluido: buen tiempo y grandes olas que permiten hacer surf o yoga durante todo el día; lugareños de espíritu libre que reciben a los visitantes con los brazos abiertos; fiestas psicodélicas todas las noches; comida lo suficientemente barata como para vivir sólo de frutas si se quiere; casas de colores con jardines de flores que las rodean…

9. Puerto escondido

Carrizalillo, Puerto Escondido, Oaxaca, Mexico
Puerto Escondido

Puerto Escondido es una ciudad de playa en la costa del Pacífico de México. Es conocida por el surf y el submarinismo.

También es un gran lugar para relajarse, pasar el rato en la playa, tomar clases de yoga y comer en algunos de los mejores restaurantes de México.

10. Isla Chacahua

La isla de Chacahua es una hermosa isla para visitar en México. La Isla Chacahua se encuentra en la Bahía de Oaxaca y es un buen lugar para visitar en una excursión de un día desde la ciudad de Oaxaca.

La Isla Chacahua se encuentra a unas trece millas (21 km) al sur de la ciudad de Puerto Escondido, y está lo suficientemente cerca como para que la mayoría de la gente pueda llegar en barco. La isla era conocida antiguamente como Santa Cruz; sin embargo, este nombre ha caído en desuso con el tiempo debido a la confusión con otra isla cercana llamada Santa Cruz que se encuentra a unas 15 millas náuticas de la Isla Chacahua. Isla Chacahua toma su nombre de un grupo indígena que vivió allí hasta 1832, cuando fueron expulsados de sus tierras por los colonos españoles.

En la Isla Chacahua encontrará algunas playas estupendas donde podrá nadar o bucear mientras observa peces de colores en las aguas cristalinas de la costa del Pacífico mexicano. También puedes visitar las ruinas dejadas por una antigua civilización llamada Olmeca, que utilizó esta zona como uno de sus principales asentamientos durante su reinado en Mesoamérica entre 1200 a.C. y 400 a.C.

12. Visitar el Mercado de Artesanías

Mercado de Artesanías, Oaxaca, México

El mercado de Artesanías de Oaxaca debe estar en tu lista top de que hacer en Oaxaca si o si, aquí experimentaremos de cerca la cultura de esta pueblo de México.

Situado en el centro de la ciudad, es un lugar excelente para comprar recuerdos y productos artesanales. También es un buen lugar para comer, con muchos vendedores ambulantes que venden comida de todo México.

13. Probar el Mezcal en Oaxaca

Plantaciones de Mezcal, Oaxaca, México

Si te gusta el mezcal, Oaxaca es el lugar ideal. El mezcal se destila del agave, una planta originaria de México. Es el único estado donde se puede producir y exportar mezcal legalmente.

El mezcal se elabora en Oaxaca desde mediados del siglo XVI, cuando los conquistadores españoles introdujeron la producción de caña de azúcar y las técnicas de destilación. Desde entonces se ha convertido en una parte importante de la cultura mexicana, con más de 100 millones de botellas exportadas cada año a todo el mundo.

Hay muchos tipos diferentes de mezcal: algunos son ligeros y dulces con sabores afrutados; otros son ahumados o picantes; todos tienen sabores que van de lo floral a lo terroso.

14. Probar Comida callejera y la famosa Tlayuda

Tlayuda, Comida Mexicana de Oaxaca

Si busca una comida rápida y económica durante tu estancia en Oaxaca, vaya al mercado y compre una tlayuda. Este tipo de pizza mexicana se hace con una tortilla gruesa y se cubre con frijoles refritos, queso fundido, salsa y carne.

Es la forma perfecta de probar los sabores locales sin salirse del presupuesto. Para desayunar se puede pedir una con huevos por encima, pero a partir de las 11 de la mañana lo que se lleva es la carne. Las tlayudas también están disponibles para la comida o la cena si prefieres ese estilo en lugar de opciones de desayuno como los huevos rancheros (huevos servidos sobre patatas fritas) o los chilaquiles (tortillas fritas mezcladas con salsa).

15. Pasear en día de los muertos

Festival del dia de los muertos, Oaxaca, México
Festival del día de los muertos

El Día de los Muertos es una fiesta mexicana que tiene lugar el 2 de noviembre y el 31 de octubre. Se celebra en México y en otros lugares con una gran población de mexicanos, como California y Nueva York.

El Día de los Muertos es una celebración de todas aquellas personas que han muerto durante el último año. También es una oportunidad para que las familias se reúnan y recuerden a sus seres queridos que han fallecido.

La gente lleva comida, velas y flores a los cementerios. Piden a sus familiares fallecidos que vuelvan a casa para poder disfrutar de estas ofrendas junto a ellos de nuevo. Las almas viajan desde el cielo hacia abajo a través de una abertura en la superficie de la Tierra llamada «El Portal» o «La Apertura», que nos conecta con el mundo de nuestros antepasados que está debajo de nosotros, donde no hay guerras ni tristeza, sino sólo paz, porque todos han partido de esta vida tarde o temprano, según el plan de Dios para cada uno de nosotros aquí abajo en la Tierra».

Oaxaca es una ciudad hermosa y culturalmente rica para visitar en México

Con su gran selección de restaurantes y cafés, aquí nunca pasará hambre. Puede elegir entre la comida tradicional mexicana o la que le hará sentirse como si estuviera cenando en las calles de París o Roma. También encontrará muchos artesanos locales que venden sus productos, desde pinturas y esculturas hasta joyas hechas a mano con monedas de plata. Y si lo que busca es algo más activo que ir de compras, hay muchas actividades al aire libre disponibles: paseos a caballo por la playa; tirolinas por zonas boscosas; senderismo por antiguas ruinas; baños en complejos turísticos a orillas del lago… ¡la lista es interminable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.